Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
los Prestamos Sin Aval
4 Feb 2019

Te Presentamos los Prestamos Sin Aval

Los prestamos sin aval se han consagrado en unos de los productos financieros a los que más están recurriendo quienes necesitan fondos para afrontar sus necesidades económicas más urgentes. Como es posible que tú también puedas requerirlos en algún momento de tu vida, a continuación, vamos a contarte cuáles son sus características principales.

En Bonsai Finance, como empresa intermediaria entre prestamistas y prestatarios, estamos interesados en el éxito de estas operaciones económicas, para el cual es necesario disponer de información fidedigna. Toma nota.

¿Qué es un aval?

En primer lugar, vale la pena que definamos este concepto. A grandes rasgos, se trata de una garantía adicional que te puede solicitar un banco a la hora de concederte un préstamo. Una vez se cuenta con esta garantía, la entidad bancaria se asegura que van a ser amortizadas las cuotas de pago por el préstamo concedido. De esta manera, en caso de impago, el banco podrá recuperar el total del dinero prestado.

Por consiguiente, requerir un aval significa ganar en seguridad por parte de la entidad bancaria. No es obligatorio, pero sus solicitudes han ido a más. En las siguientes líneas te explicamos por qué.

¿Por qué ahora se piden más los avales?

La respuesta se sitúa en un contexto concreto: la crisis económica que estalló en 2008. Como una de las razones que motivaron la intervención pública de la banca española fue la constatación de los impagos en las devoluciones de numerosos préstamos aprobados, como requisito, se instó a los bancos para que endurecieran las condiciones de acceso al crédito.

Entre las exigencias que comenzaron a solicitar, destacamos los avales, las nóminas y no figurar en los censos de morosos que publicaban organizaciones como ASNEF y RAI. El origen del éxito de los préstamos sin aval se encuentra, precisamente, en esta coyuntura.

¿Por qué aumenta la demanda de los prestamos rapidos sin aval o prestamos sin aval?

Para contestar esta pregunta, tenemos que prestar atención a los dos componentes del concepto prestamos rapidos sin aval. Muchos emprendedores pueden llegar a conseguir un aval, pero es posible que no lo logren en el plazo de tiempo que transcurre hasta que tienen que realizar ese pago que les está agobiando o desean abordar con prisa (desde una multa a un producto en oferta).

Por consiguiente, necesitan recurrir a los préstamos sin aval. Para disfrutar de estos productos financieros, no se te va a pedir este requisito. Y, además, como podrás llevar a cabo todas las gestiones online, podrás disponer de tu dinero para los abonos puntuales con la máxima urgencia.

Los diferentes tipos de avales

Por otro lado, has de saber que existen diferentes clases de avales, las cuales podrás evitar pedir si optas por los préstamos rápidos sin aval. Son estas:

Personal

Una persona física o jurídica se encargaría, en caso de deudas, de la devolución del préstamo. Su constitución es gratuita y suele asociarse a los préstamos al consumo. Debido a la responsabilidad que se adquiere, suele realizarse entre amigos o familiares.

Bancario

Este sí que conlleva gastos de ejecución y su tramitación implica una mayor complejidad. Una entidad bancaria distinta a la que concede el préstamo se haría cargo de devolver los impagos mediante unos fondos bloqueados.

Bien o servicio

La garantía de reembolso puede ser un bien, una propiedad o un servicio de los que se seas titular. Por ejemplo, una vivienda o un vehículo.

Prenda

En este caso, el uso de este bien queda bloqueado como garantía adicional mediante la que cubrir los posibles impagos de las devoluciones.

En definitiva, los prestamos sin aval te proporcionan un acceso cómodo a la financiación, siempre que demuestres unos ingresos regulares que te permitan devolver sus importes (que no sobresalen por ser los más altos).