Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Información sobre Creditos Rapidos
26 Feb 2019

Toda la Información sobre Creditos Rapidos

Los creditos rapidos son una gran idea a la hora de solucionar imprevistos puntuales que puedan surgir de manera rápida, ágil y sencilla. Además, no necesitas justificar para qué necesitas el dinero y te ahorrarás numerosos trámites burocráticos. Te contamos todo lo que necesitas saber a continuación.

¿Qué son los creditos sin papeleo al instante y cuándo es aconsejable usarlos?

Los creditos sin papeleos al instante son un tipo de financiación cada vez más demandada que se conceden cumpliendo solo unas condiciones básicas: ser mayor de edad, tener DNI en vigor y ser titular de una cuenta bancaria. Normalmente, se utilizan para hacer frente a gastos importantes que surgen de repente.

No obstante, debes asegurarte de poder devolver el dinero en el plazo establecido antes de solicitarlo. Te aconsejamos que los utilices siempre que no sea para pagar otras deudas pendientes, así como no pedirlos sistemáticamente. Son créditos de pequeña cuantía pensados para momentos puntuales.

¿Dónde se solicitan los créditos rápidos?

Actualmente hay diversos modos de adquirir financiación personal que van más allá de los bancos tradicionales. Muchas personas buscan dinero rápido, lo que gracias a las nuevas tecnologías puede conseguirse fácilmente. Con las herramientas online de las que disponemos actualmente, podemos adquirir créditos por Internet con las mismas o mejores condiciones que las que ofrecen las entidades bancarias.

Muchas veces buscamos fórmulas más eficaces y rápidas para hacer frente a un problema económico puntual. Es aquí donde los créditos rápidos entran en juego, pues los bancos suelen tardar en hacer la entrega del dinero entre una y dos semanas, según el perfil financiero del cliente.

Para conseguir dinero de forma urgente, puedes utilizar los créditos rápidos, los cuales te permitirán disponer de la cantidad solicitada en no más 15 minutos.

¿Cómo se solicita un crédito sin papeleo al instante?

La solicitud se ha simplificado en gran medida para que todo tipo de clientes pueda disfrutar de un servicio sencillo y lo más ágil posible. Por ello, los créditos rápidos se solicitan de manera online. Solo necesitas indicar la cantidad que necesites y un plazo realista en el que puedas devolverla. Con la propia calculadora de la web podrás saber los costes exactos de manera totalmente transparente. Así podrás decidir entre hacer o no la solicitud.

Una vez hecho esto, tendrás que completar un formulario online en la plataforma. En él se te preguntarán brevemente algunas cuestiones en base a las cuales se te dará una respuesta automática. Los datos personales que se requieren son escasos, ya que estos créditos están diseñados para darte dinero con una gran rapidez.

Más tarde tendrás que escanear una serie de documentos. Normalmente, solo será el DNI para verificar tu identidad y alguna manera de demostrar que la cuenta que has dado para que se te envíe el dinero es efectivamente tuya. Con este método se evitan el fraude y la suplantación de identidad.

Completados estos pasos, recibirás una respuesta en menos de 15 minutos y posiblemente ya habrás conseguido solucionar tu imprevisto económico.

Los intereses de un crédito rápido

Los créditos rápidos sin papeleo tienen unos costes asociados, igual que sucede con cualquier producto financiero. Deberás tenerlos en cuenta antes de aceptar la solicitud para conseguir dinero rápido.

El coste lo abonarás en una única cuota, que se te cobrará el día que hayas señalado. Si no lo pagas, se te irán cobrando intereses moratorios. Normalmente, las propias páginas que ofrecen créditos incorporan una calculadora que informa con total transparencia de dichos costes asociados para evitar que te lleves sorpresas más tarde.

La cantidad máxima que puedes solicitar en un crédito rápido

La cantidad que puedes pedir depende de diferentes factores. No obstante, lo habitual es que se mueva entre 50 y 300 € si es la primera vez que demandas uno. Si ya has solicitado créditos anteriormente y los has devuelto, la confianza en ti será mayor y podrás solicitar más cantidad. Normalmente, esta no será superior a 700 €. Sin embargo, no hay una respuesta estándar a esta pregunta, ya que cada entidad prestamista puede poner la cantidad máxima que desee.

¿Es seguro pedir un crédito rápido online?

La seguridad del cliente a la hora de pedir un crédito rápido es siempre una prioridad para las entidades prestamistas. Por ello, cualquier información que envíes por Internet a este tipo de entidades va a estar protegida. Estas entidades privadas cuentan con sistemas de seguridad para proteger los datos de los usuarios, los cuales están implementados en los servidores encriptados donde se almacena su información.

Cualquier tipo de transacción, así como tus datos bancarios, estará encriptada. Ningún tercero podrá acceder a esta información, ya que en caso contrario la entidad prestamista recibiría una gravísima sanción según el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos.

¿Qué información tienes que aportar?

Los créditos rápidos intentan tramitarse lo más rápidamente posible. Por eso, la verificación de tus datos se hará de forma automática. El motivo es que, de este modo, puedas recibir una respuesta, así como la cantidad de dinero, a cualquier hora del día estés donde estés. Además de tus datos se comprobará tu salud financiera, lo cual te protegerá si alguien estuviera tratando de suplantar tu identidad.

Para verificar tu identidad, normalmente necesitarás aportar las dos caras de tu DNI en vigor. Si eres extranjero y resides en España, tal vez la entidad te solicite algún requisito extra. A su vez, cuando tengas que verificar tu cuenta bancaria, tendrás que mostrar algún recibo que esté domiciliado a tu nombre, una fotocopia de la primera página de tu cartilla bancaria y un certificado del banco donde se aprecie que eres el titular de la cuenta.

Por tanto, lo que aportarás será tu nombre y apellidos, el número de tu cuenta y si lo que muestras es un extracto, la fecha de su emisión. El proceso es muy sencillo, ya que suele hacerse a través de la propia plataforma a la cual le solicites el crédito. Cuanto más precisa y correcta sea la información, más rápidamente te concederán el crédito. ¡Sin necesidad de salir de casa!

Entonces, ¿cómo puedes ser un candidato exitoso?

Cuando mandes una solicitud de crédito rápido debes asegurarte de cumplir los requisitos de la entidad prestamista. Así se conocerá tu situación económica y personal y podrás recibir el dinero que necesites. Normalmente, el prestamista analizará la información que hayas aportado en tu aplicación. Se realizará un estudio de la documentación que hayas facilitado y de las distintas bases de datos disponibles.

Para ser un candidato exitoso, debes tener capacidad para devolver el dinero. Para ello, la entidad de crédito realizará una evaluación que determine si puedes hacer el reembolso de la cantidad aportada en la fecha que hayas decidido, sin que ello suponga un grave problema financiero para ti.

Además, debes cumplir unos requisitos determinados. Igual que sucede con otros productos financieros, los créditos rápidos incorporan requisitos y condiciones básicas, como el hecho de tener una cuenta en un banco, a la cual pueda enviarse el dinero y en la que poder cobrar la amortización y los intereses llegado el momento; ser mayor de edad y, normalmente, tener residencia en territorio español. Puede ser que, además, la entidad a la que solicites el crédito añada algún otro requisito a efectos de verificar tu identidad.

Otro aspecto necesario es que conozcas tanto la cantidad dineraria que te hace falta como el tiempo que necesitas para devolverla. Este paso es muy importante para poder saber exactamente qué crédito necesitas. Por ello, deberás pararte a pensar en la cantidad que puedes afrontar para solventar tu problema económico.

Ten en cuenta que los intereses serán menores cuanto menos tiempo destines a la devolución. Sin embargo, debes fijar un tiempo realista, ya que en caso de que al final no puedas cumplir con la devolución en el plazo señalado, los intereses moratorios serán más altos que los remuneratorios, por lo que el crédito te acabará saliendo más caro a la larga.

Pero los requisitos señalados son bastante fáciles de conseguir. Por ello, la mayor parte de los clientes suelen recibir la respuesta en solo 15 minutos desde que envían la solicitud. Esto es algo que convierte a esta clase de productos financieros en una forma casi increíble de solucionar problemas puntuales de dinero que necesiten una atención rápida.

¿Puedes pedir un crédito rápido si estás en ASNEF o registro similar?

Por norma general, en las entidades bancarias tradicionales se rechazará tu solicitud de crédito si figuras en una lista como ASNEF o similar. Sin embargo, esto no es siempre así en las entidades prestamistas privadas. Normalmente, no estar inscrito en ASNEF no es un requisito indispensable para que se te apruebe el crédito sin papeleo al instante.

La solicitud de los créditos rápidos si no tienes nómina

Como hemos mencionado, la solicitud de los créditos rápidos no requiere efectuar muchos papeleos. Por tanto, tampoco necesitarás una nómina para solicitar uno. Las plataformas de estas entidades tienen un apartado online mediante el cual puedes pedir dinero rápido solamente aportando cierta información y escasa documentación.

Lo que se intenta es diseñar un servicio de utilidad para todas aquellas personas que deseen conseguir dinero urgentemente. Por tanto, los requisitos para ello se reducen, eliminándose la necesidad de entregar información referida a tu nómina. Lo que necesitas para que se te conceda un crédito rápido es tener unos ingresos regulares. Sin embargo, dichos ingresos no tienen por qué ir asociados a una nómina; pueden proceder de una pensión, del subsidio de desempleo, de una beca o de otro tipo de fuentes.

La prórroga de los créditos sin papeleos al instante

Cada entidad prestamista realiza un minucioso examen antes de entregar un crédito rápido al cliente solicitante. Básicamente, se cerciora de que el cliente cumpla con el compromiso de devolver la cantidad prestada. No obstante, en ocasiones se dan algunas circunstancias que hacen que los clientes no puedan, a pesar de todo, hacer frente a la devolución acordada en el plazo que establecieron al efecto.

Si en el día en el cual se haya establecido tu devolución no la haces efectiva, se te cobrará un cargo extra por impago, además de que comenzarán a correr los intereses moratorios. Estas cantidades se añadirán de manera automática a tu deuda. Lo que sí es cierto es que tanto de la cantidad de impago como de la cantidad de intereses por demora se te informará de forma previa tu aceptación del recibo. Es decir, las cantidades extra que pagarás por prorrogar el préstamo no serán una sorpresa para ti, pues las conocerás previamente.

Por esta razón te decíamos al principio que es preferible poner un plazo realista aun teniendo que pagar más intereses remuneratorios. Los intereses moratorios en caso de no pagar el día del vencimiento del plazo serán mayores que los que habrías pagado en caso de fijar más tiempo para pagar desde un inicio. El tipo de interés por demora será diario y afectará a cada jornada de retraso, pero siempre de acuerdo con las condiciones y estipulaciones del contrato.

El precio real de un crédito rápido

Las plataformas de solicitud de créditos rápidos te ofrecerán toda la información que necesites a la hora de saber qué cantidad deberás devolver al final. Sabrás el precio exacto de tu crédito con total transparencia, de forma que no pagues ninguna cantidad que antes no conocieras por el uso de los servicios de créditos urgentes o a corto plazo.

Solo necesitarás marcar la cantidad exacta que deseas pedir prestada y la fecha que señales para devolverla. El cálculo total del dinero objeto de devolución será automático y en él se incluirán los intereses diarios. Para los clientes que han utilizado previamente los servicios de una misma plataforma suele haber mejores condiciones y facilidades en caso de que cumplan con los días de vencimiento de los créditos urgentes.

En definitiva, los créditos rápidos son una opción cada vez más demandada que puede solucionarte un imprevisto económico importante. En Bonsai Finance sabemos perfectamente que cada vez son más las personas que recurren a ellos y se encuentran satisfechas con los servicios prestados.