Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
sobre los Minicreditos al Instante
11 Feb 2019

Toda la Verdad sobre los Minicreditos al Instante

Imagina que te dispones a ir a trabajar y cuando vas a arrancar el coche descubres que no funciona y necesita un paso por el taller, o que tu mejor amiga te propone ir de viaje este verano al Caribe. Lo que tienen ambas situaciones en común es que puede ser que en ese momento no cuentes con dinero suficiente para hacer frente a ese gasto ¿qué puedes hacer? La mejor alternativa en este caso es optar por los minicreditos al instante.

Se trata de uno de los productos financieros más utilizados en los últimos años. Si te ha llegado el momento de solicitar uno y no sabes muy bien cómo funciona, presta atención a lo que te vamos a contar.

¿Qué son los minicreditos al instante?

Como su propio nombre indica, un minicrédito al instante es un préstamo personal que se caracteriza por el hecho de que la cantidad prestada al cliente no es demasiado alta y por tener además un plazo de devolución corto.

El objetivo principal de este producto es que puedas acceder a dinero en aquellos momentos en los que tengas necesidades financieras puntuales y necesites además esa cantidad de forma más o menos urgente.

Esta finalidad ha definido las características propias de este producto. Aunque hoy en día hay muchas entidades especializadas en minicreditos al instante sin papeleos, lo cierto es que la gran mayoría de ellas funcionan de forma similar.

La cantidad prestada nunca suele ser muy alta. La media está entre los 100 y los 600 €, pero es cierto que en algunos casos se pueden prestar cantidades algo más altas, aunque raramente superan los 1.000 €.

Como el dinero prestado no es una cifra elevada, el plazo de devolución tampoco suele ser demasiado amplio. Lo normal es que haya que devolverlo en unos 30 días, aunque las entidades son flexibles y también permiten el pago a plazos.

Este tipo de producto está pensado para hacer frente a necesidades puntuales y destinado a un tipo de cliente muy específico, por eso en muchos casos se limita el número de mini-préstamos a los que se puede acceder con una misma entidad durante el año. En otros casos lo que se hace es aplicar intereses más altos a partir del segundo o tercer minicrédito solicitado en el mismo año.

Se busca así que esta financiación exprés siga cumpliendo con su finalidad y no se convierta en un mecanismo para obtener financiación a largo plazo. También se busca limitar el nivel de endeudamiento de personas con una solvencia comprometida.

Pasos para obtener minicreditos al instante sin papeleos

Uno de los factores por los que este producto se ha hecho tan popular es precisamente por la rapidez de los trámites, a lo que contribuye el hecho de que no requiera nada de papeleo.

Toda la contratación se puede hacer online, a cualquier hora del día o de la noche y desde cualquier lugar.

Como interesado en este producto, lo único que tienes que hacer es entrar en la web de la entidad a la que le vas a pedir prestado el dinero y seleccionar la cantidad que te hace falta. A continuación se te mostrará el plazo de devolución y los intereses que se van a aplicar, para que desde el primer momento puedas saber la cantidad total que tendrás que devolver.

Mientras que para pedir dinero en un banco tradicional tendrías que desplazarte hasta una sucursal con tu DNI, las tres últimas nóminas y algún documento más, con la contratación online de un minicrédito al instante te ahorras todo eso.

Basta con que mandes una foto de tu DNI. Generalmente también se te suele pedir un documento que acredite que tienes ingresos, así que podrás enviar una nómina, o los documentos que justifiquen que tienes una pensión o que estás percibiendo una beca.

Aquí termina todo el papeleo, tú no tienes que enviar absolutamente nada más. La entidad examinará la documentación que le has enviado y procederá a comprobar tu solvencia.

En este punto no debes preocuparte, una de las claves de los minicréditos al instante sin papeleos es que se trata además de los conocidos como préstamos con ASNEF. Es decir, que no se suele tener en cuenta que estés inscrito en algún fichero de morosos siempre y cuando la cantidad que debas no sea excesiva. Se suele establecer el límite en unos 1.000 – 3.000 € de deuda.

Todo este proceso se lleva a cabo de forma inmediata, así que en apenas unos minutos sabrás si se te ha concedido el dinero que te hacía falta.

Si tu solicitud de préstamo es aprobada se te enviará el contrato del producto que has adquirido y dispondrás del dinero en tu cuenta corriente en un plazo que no suele ser superior a las 48 horas.

Lo único que te queda por hacer es destinar la cantidad pedida a aquello para lo que necesitabas el dinero y devolver el préstamo junto con sus intereses en la fecha acordada.

¿Qué ventajas tienen este tipo de préstamos?

Podemos destacar de ellos que se obtienen de forma muy rápida y que son muy transparentes, ya que desde el primer momento sabes la cantidad exacta que tendrás que devolver. Además tanto la cantidad a pedir como el plazo de devolución suelen ser personalizables.

Son fáciles de solicitar y con requisitos accesibles. Tampoco debemos olvidarnos de otra de sus grandes ventajas: en ningún momento nadie te va a preguntar para qué necesitas el dinero. Puedes gastarlo en la matrícula de la universidad o en irte de vacaciones, en una necesidad urgente o en un capricho, con total libertad y sin dar explicaciones.

En definitiva, este producto es una buena opción si necesitas una cantidad de dinero no demasiado alta de forma puntual. Con los minicreditos al instante consigues ese dinero que te hace falta sin nada de papeleo y sin ni siquiera salir de casa. Todo se hace de forma totalmente online y en apenas unos minutos ya sabrás si dispones o no de la financiación que has pedido.