Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
creditos urgentes info
2 Sep 2018

Todo lo que necesitas saber sobre los creditos urgentes

/
Etiquetas

A la hora de solventar un imprevisto económico la mejor opción son los creditos urgentes. Este tipo de financiación te da la posibilidad de obtener de forma inmediata la liquidez que necesitas para afrontar cualquier situación inesperada que requiera de dinero.

Por eso, a continuación, te vamos a enseñar todo lo que necesitas saber sobre los créditos urgentes. De esta forma, cuando necesites solicitar uno de estos préstamos para resolver un problema, ya lo sabrás todo acerca de este método de financiación.

¿Qué son los creditos urgentes?

Comenzamos por el principio: un crédito urgente es un método de financiación bastante particular, que te ofrece unas características que hacen que sea perfecto para determinadas situaciones. Lo que más se destaca en este tipo de servicio financiero es su rapidez. Esta rapidez se extiende, tanto al proceso de solicitud del dinero, como a la aprobación del préstamo y su posterior ingreso en tu cuenta bancaria.

Desde el momento en que comienzas el proceso de solicitud, hasta que dispones del dinero solicitado hecho efectivo en tu cuenta, apenas pueden pasar unos 15 minutos. Pero hay que tener en cuenta que este proceso no siempre es tan rápido y no es culpa del prestamista. Simplemente, cuando se trata de entidades diferentes, la transferencia con el dinero que has solicitado puede tardar en llegar hasta un máximo de 48 horas.

Otra característica que diferencia a este método de financiación de otros es el tiempo de devolución. Generalmente, el plazo máximo que se suele ofrecer es de 30 días. Un gran añadido con el que cuentan estos créditos es el hecho de poder solicitar y conseguir el dinero que necesitas sin moverte de casa. Para ello, solamente es necesario que dispongas de una conexión a Internet, ya sea desde el teléfono móvil o desde un ordenador.

¿Para qué sirven los créditos rápidos?

Este servicio de financiación ha sido pensado para poner solución a un problema económico puntual. Esto significa que no resulta muy apropiado utilizar este tipo de financiación de forma regular para llegar a fin de mes. Sin embargo, resultan muy prácticos cuando ocurre algún imprevisto con el que no contabas. Algunos de los más frecuentes son:

  • Avería del coche. Si se te ha roto el coche es normal que necesites dinero rápido para solucionar el imprevisto y, mucho más, si trabajas fuera de casa y necesitas reparar el vehículo para desplazarte hasta tu puesto de trabajo.
  • Un electrodoméstico se rompe. Qué desagradable resulta llegar a casa después de un duro día de trabajo y encontrarte con que la lavadora, la nevera o el calentador de agua se han estropeado. Resulta muy frustrante y, aún más, cuando no tienes dinero para pagar la reparación o comprar uno nuevo. En estos casos, es muy aconsejable solicitar un crédito urgente.
  • Una visita médica urgente. Es probable que se te rompa una muela y necesites ir de urgencia al dentista, y también es probable que no dispongas del dinero para pagarle en ese momento. Ante urgencias como esta, es vital disponer de una fuente de efectivo urgente y esta puede ser el préstamo rápido.
  • Una factura inesperada. Imagina que te llega una factura más alta de lo normal o, peor aún, una factura con la que no contabas y no dispones del dinero necesario para hacerle frente. En estos casos, para no terminar en un fichero de morosos o caer en gastos por retrasarte en el pago, es inteligente solicitar un préstamo urgente.

Estos son solo algunos ejemplos de situaciones en las que los créditos urgentes pueden sacarte de un apuro. Sin duda, se trata de una forma sencilla, cómoda y rápida de conseguir la liquidez necesaria para solventar cualquier tipo de imprevisto económico.

Ventajas que te ofrecen los créditos urgentes

Durante toda la vida, los préstamos bancarios han sido los principales métodos de financiación de la población en general. Sin embargo, esto ha cambiado desde hace aproximadamente una década. Hay muchas razones por las que las personas han comenzado a buscar financiación de fuentes alternativas, como los préstamos urgentes. Veamos qué ventajas te ofrecen los créditos rápidos frente a los préstamos bancarios tradicionales.

Ahorro de tiempo

Si hay algo que jamás recuperamos es el tiempo perdido. En los préstamos tradicionales era necesario acudir a la entidad y esperar una larga cola. Y una vez que te atendían, tenías que volver a tu casa sin una respuesta, que llegaría, con suerte, en varios días. Esto ya no es así gracias a los prestamistas urgentes, que han entendido que la rapidez es su mejor aliado y el de sus clientes.

Comodidad

Como hemos dicho, para solicitar un préstamo bancario era necesario acudir a una oficina. Tenías que vestirte bien y preparar lo que ibas a decirle a quien te atendiese. Esto se acabó. Actualmente puedes encontrar financiación segura y de confianza sin salir de tu casa. Puedes enviar tu solicitud por Internet incluso en pijama. Además, te resultará muy cómodo recibir el dinero en tu cuenta de una forma tan rápida.

Menos trámites

Uno de los puntos que más llaman la atención de este tipo de financiación es la ausencia de trámites burocráticos. En la mayoría de casos, todos los papeles que necesitarás los llevas en tu cartera. Por eso, muchas personas que no pedían préstamos debido a lo engorroso que resultaba, actualmente ya solicitan este tipo de financiación tan sencilla.

Transparencia

La transparencia es fundamental cuando hablamos de dinero. Por eso, encontrar un prestamista que no tenga letra pequeña y que te explique todos los puntos de forma abierta y transparente es muy importante. Esta es la filosofía de la mayoría de prestamistas online y les está dando muy buenos resultados.

Ahora ya sabes todo lo que necesitas sobre los creditos urgentes. A partir de ahora, si necesitas financiación rápida solamente tendrás que acudir a esta misma web para encontrar las mejores ofertas, comparar entre ellas y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Sin salir de casa, sin esperas, sin papeleos absurdos y de la forma más transparente y leal posible.