Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Analisis Creditos Online
16 Oct 2019

Un Análisis De Los Creditos Online

Los creditos online tienen muchas características que los convierten, objetivamente, en mejores que otros que les hacen competencia en el mercado de los productos financieros. Como su propia denominación indica, el hecho de ser gestionados por Internet es su principal seña de identidad y condición diferencial.

Eso supone un salto de calidad que les está sirviendo para ganar cuota de mercado de forma significativa, con una mayor progresión en relación con los productos bancarios de toda la vida. No en vano, los bancos convencionales están tratando de imitar las ofertas, más en las formas que en el fondo, de los productos que presentan las entidades de la banca por Internet.

Sin embargo, los consumidores cuentan con suficiente criterio para distinguir a unos productos, los propios de la banca online que, de hecho, fueron diseñados para proporcionar a los clientes unas condiciones distintas a las que estaban caracterizando a los de los bancos tradicionales. Nos referimos a unas condiciones no solo complementarias a las de los productos de siempre, sino también alternativas.

A continuación te presentamos una guía de los créditos online, unos productos financieros que, por méritos propios, se han hecho un importante hueco entre las preferencias de los emprendedores y ahorradores españoles. ¿Quieres saber a qué se debe este éxito? Sigue leyendo.

Los creditos online: la ventaja se expresa en su mismo nombre

En primer lugar, conviene poner en valor los beneficios que aporta a cualquier usuario medio de los productos financieros poder hacer uso de la Red de Redes para todas las fases que comprende el proceso de un crédito. Desde su solicitud a su recepción, vas a poder tramitar e informarte mediante los más modernos dispositivos de conexión de datos.

Pero, además, aprovechar los recursos de Internet permite a las entidades alternativas de crédito presentar unos productos con unas condiciones, en comparación con las de los convencionales, muy ventajosas. Has de valorar que la organización de un negocio por Internet hace posible, entre otras cosas, un ahorro considerable en activos muy costosos para numerosas empresas, como la plantilla, las sedes físicas y la publicidad.

Poder llevar a cabo todas las acciones beneficiosas asociadas a estos activos desde una pantalla, además de tener un alcance ilimitado, favorece que el dinero que se ahorra en recursos pueda ser aprovechado para mejorar las condiciones de los productos ofertados. Sin duda, esta posibilidad los hace más competitivos y atractivos.

Por poner un ejemplo que vas a entender con facilidad: la economía de escala que se puede aplicar a estos productos cuando se gestionan por Internet contribuye a cobrar unos intereses y honorarios más bajos por sus operaciones. Ten en cuenta que, antes de que Internet se popularizara y fuera aprovechado para la comercialización de los productos financieros, sus antecedentes, los préstamos y créditos rápidos, destacaban por los altos intereses que llevaban aparejados.

Si, por una parte, la inmediatez de la llegada del dinero que se solicitaba hacía atractivos estos préstamos y créditos, por otro lado, el alto precio por el que le salía al prestatario conseguirlo le hacía acudir por lo general solo en situaciones de cierta desesperación a estos recursos.

Hay, por otra parte, un contenido fundamental que siguen compartiendo a día de hoy los antiguos créditos rápidos y los creditos online con ASNEF. Se trata de la escasa cuantía del dinero que solicitan quienes se interesan por ellos. Esta circunstancia también explica que se puedan presentar unas condiciones tan favorables para los prestatarios.

Quienes optan por los creditos online con ASNEF no buscan operaciones a largo plazo que involucren grandes recursos monetarios. Al contrario: quieren soluciones rápidas para desembolsos urgentes. Servirían de ejemplos las distintas sumas de dinero prestadas que oscilan entre 300 y 800 euros. No cabe duda de que si el dinero que se presta no asciende a cantidades más altas, el riesgo que asume el prestamista es moderado o bajo. Así que esta ponderación del riesgo que asume le permite ofrecer unos productos con unas condiciones más ventajosas para su público potencial.

El ahorro como una de las consecuencias de operar por Internet

Efectivamente, no solo se produce un ahorro relativo a los honorarios e intereses, lo que conlleva que el precio que pagues por el dinero prestado sea menor. También vas a poder disfrutar de otro sustancial en tus gestiones.

Lo primero que has de tener en cuenta en materia de ahorro es que la posibilidad de adjuntar por Internet los documentos acreditativos que van a pedirte conlleva no tener que gastar dinero en las fotocopias del papeleo. Aparte de ello, ya no vas a soportar las largas colas en las sucursales, donde has de esperar a que te atiendan para presentar esa documentación que ahora podrás enviar desde tu propia casa u oficina.

Y lo harás con la máxima comodidad desde tu dispositivo de conexión de datos favoritos. Ya no es un problema dónde te encuentres en el momento que te venga bien ponerte a buscar información acerca de tus créditos favoritos o a gestionarlos. Tampoco va a serlo la hora a la que te pongas con estos objetivos. Ya no tienes que ceñirte a los horarios de apertura limitados de las sucursales de los bancos.

Por consiguiente, no tienes que invertir un tiempo precioso en conseguir este préstamo. Un tiempo que vas a poder aprovechar en otros menesteres que te resulten más productivos.

Evitar pasar por diversos requisitos también es un modo de ahorro

Casi todas las ventajas asociadas a los créditos online tienen que ver con el concepto de ahorro. Entendido este, como ya has podido constatar, de un doble modo: respecto al tiempo y respecto al dinero.

Uno de los beneficios principales de estos productos financieros también se puede traducir en esta consecución del ahorro. Nos referimos, en comparación con los productos financieros habituales en los bancos convencionales, a los requisitos que van a ser exigidos a la hora de aprobar los créditos por Internet.

De hecho, más que remitirnos a requisitos (que, como leerás luego, se han vuelto muy severos en los bancos tradicionales), deberíamos hacerlo a la ausencia de ellos. Es una de las características más apreciadas de los productos que comercializa la banca online. Aunque también comprobarás que la eliminación de algunos requisitos y el aligeramiento de otros no significan que cuando vaya a aprobarse uno de estos créditos por Internet no se tenga en cuenta la capacidad de devolución de cada solicitante.

La exigencia de diversas condiciones, como las que vamos a explicarte en los siguientes apartados, ha acabado por desincentivar a antiguos y potenciales clientes de los bancos. Se trata de perfiles que no pueden acreditar todos los requisitos demandados o que, pudiendo hacerlo, no les es posible dedicar el tiempo necesario para reunirlos. En caso de hacerlo, podrían llegar tarde a realizar unos pagos que les urgen.

Como en los bancos de toda la vida ha empezado a pesar más la obligación de presentar todas estas acreditaciones que la fiabilidad que había demostrado anteriormente el cliente mediante su historial crediticio, es normal que numerosos de estos perfiles hayan desechado la financiación por estas vías. Se han decantado, en cambio, por pedirla en las entidades alternativas de crédito. Con ellas han hecho realidad las expectativas de que sus solicitudes podían ser atendidas con un mayor porcentaje de éxito.

El aval

El aval es una cantidad de dinero o un bien (por ejemplo, una casa o un vehículo) que es convertible en una suma de dinero. Se aporta como una garantía de que la institución bancaria va a poder cobrar, en caso de impagos de las cuotas de devolución, el dinero que le ha hecho llegar al prestatario. Si finalmente se diese esta situación prevista, se ejecutaría este aval, por lo que su valor serviría para que la entidad prestamista recuperara el dinero (préstamo, intereses y honorarios) que se le debería.

Has de saber, por otro lado, que el aval que haga constar el interesado en un préstamo no tiene por qué ser de su propiedad. No en vano, otras personas físicas o jurídicas pueden avalar a quien desee este tipo de financiación. Recuerda, por último, que si postulas tu candidatura a lograr la financiación ante la banca por Internet, no tendrás que preocuparte por aportar esta garantía.

La nómina

La nómina es un documento aceptado por la banca por Internet a la hora de que los departamentos de riesgo decidan acerca de si conceden o deniegan un crédito. Sin embargo, en los bancos de toda la vida se ha convertido en uno de los requisitos que no pueden faltar cuando la decisión acerca de la solicitud de la entrega del dinero es positiva.

La nómina, por su parte, no es la única manera que tiene el solicitante de un crédito de demostrar que posee unos ingresos que le permitirían devolverlo. Sobre todo los trabajadores por cuenta propia, que no suelen cobrar mediante nómina.

Los creditos rapidos con ASNEF

Ten en cuenta que los créditos con ASNEF comparten la naturaleza online y la rapidez. De hecho, la segunda es consecuencia de la primera. Nos vamos a detener en esta garantía algo más que en el resto, por lo que hemos decidido dedicarle un apartado adicional.

¿Por qué a la gente le gustan los creditos online con ASNEF?

Entre otras cosas, por el hecho de que ASNEF (siglas de la Asociación Española de Establecimientos Financieros de Crédito) se encarga de configurar unos censos de morosos. Si estás incluido en ellos vas a tener dificultades para acceder a la financiación que pueden prestar las asociaciones que se integran en esta coordinadora.

Forman parte de ASNEF, entre otros tipos de agrupaciones, las entidades de crédito, las compañías aseguradoras y las que se dedican a la provisión de los suministros más relevantes (luz, agua, gas, etc.) e incluso las Administraciones públicas. Comparten las informaciones sobre impagos y deudas que han ido recabando como un mecanismo de protección ante los perfiles que puedan resultar potencialmente morosos.

En consecuencia, mirar en ASNEF u otros ficheros similares (como Experian o RAI) ha pasado de ser una costumbre a una obligación para los responsables de los departamentos de riesgos de los bancos. Y puedes estar seguro de una cosa: si tu nombre se encuentra incluido en uno de estos listados, puedes despedirte de que te concedan un crédito en un banco tradicional.

Pero te alegrará saber que de ASNEF también se puede salir. Entre otras cosas, por la desgracia de que hayas sido inscrito en sus archivos por error, olvido o cantidades insignificantes. Los efectos, por ejemplo, de figurar en estos censos por haber contratado un bien o servicio que no pediste y que te adjudicaron por vía imperativa (las organizaciones de consumidores han detectado numerosos de estos fraudes, en especial en el sector de las telecomunicaciones) van a ser igual de negativos que en el caso de que hubieras dejado una deuda real por tu propia voluntad.

Por eso debes tener claro que cuentas con mecanismos de comunicación y fórmulas legales para, en caso de que consideres injusta tu inclusión en sus ficheros, poder desaparecer de ASNEF. Entre los primeros destacamos que puedes ponerte en contacto con esta agrupación tanto mediante el envío de una carta como por correo electrónico. Expón tu caso y di por qué consideras que tienen que borrarte de sus listas.

Si se da la circunstancia de que no responden a tu notificación, cabe la posibilidad de que contactes con un abogado experto en esta clase de reclamaciones típicas de los consumidores. Como conocedores de los derechos de los usuarios, podrán hacer valer los tuyos en estos supuestos. Y si es preciso, pueden iniciar un proceso para que tu inscripción sea eliminada.

Entre otros conocimientos, estos profesionales del Derecho tienen claros los derechos relativos a las leyes de protección de datos que rigen en nuestro país. No en vano, las normativas que protegen los datos personales han sido recientemente modificadas en España para incrementar las garantías sobre las informaciones personales, especialmente en lo que respecta al ámbito digital. Se trata de una armonización de nuestra normativa para adaptarse a los avances garantistas que se habían constatado en las evoluciones legales de los países de la Unión Europea.

Por aportar un ejemplo de actuación que puedes poner en marcha, has de saber que es viable ejercitar los conocidos, por sus siglas, como derechos ARCO. Entre ellos se encuentra el de cancelación. Te recordamos que cuando has facilitado tus datos mediante un consentimiento expreso, estos solo pueden ser almacenados en función de los objetivos para los que los cediste. Todos los fines que queden fuera de los incluidos en el consentimiento explícito que mostraste pueden ser denunciados por tu parte.

Además, acuérdate de que una organización encargada y responsable de guardar datos de naturaleza personal no puede tenerlos en su poder ni utilizarlos sine die. Pasado un plazo, debe desprenderse de ellos con las máximas garantías para los afectados. Pero también puede ocurrir que necesites el dinero de un crédito con la máxima rapidez y no puedas desperdiciar tu tiempo en completar los trámites que culminarían en la exclusión de tu nombre de ASNEF.

Si este es tu caso, te aconsejamos que te decantes por los créditos rápidos con ASNEF que te propone la banca online. Si optas por estos créditos online con ASNEF no tendrás que preocuparte acerca de si existe alguna deuda olvidada o injustificada que haya dado lugar a que, a efectos de buscar financiación, seas considerado un moroso. En la banca por Internet se van a fijar en si puedes demostrar tu capacidad de devolución de las cuotas del préstamo y no van a considerar que puedas aparecer en los listados de ASNEF como una prueba en tu contra.

Esta determinación no quiere decir que tengas un cheque en blanco a la hora de recibir, si es que te lo conceden, el dinero. Lógicamente, las entidades alternativas de crédito también valoran las garantías de devolución. ¿Quieres saber cuál de ellas va a tener un auténtico peso como indicadora de que estás en condiciones de devolver el dinero prestado y el resto de desembolsos vinculados al crédito online?

Los ingresos regulares como garantía de que el dinero del crédito será recuperado

Estos son los requisitos que, únicamente, aparte de tus datos personales, va a tener en cuenta una entidad de banca por Internet cuando se trate de aprobar un crédito. ¿Y cómo se demuestran estos ingresos regulares? No solo pueden reflejarse, como te comentamos antes, mediante las nóminas. Ya sabes que los autónomos no suelen cobrar mediante este formato. Estos emprendedores pueden tener ingresos tan regulares como las nóminas y más cuantiosos que estas, pero les llegan por otras vías. Entre ellas, las facturas, que pueden servir para atestiguar que las ganancias de uno de estos perfiles de trabajadores por cuenta propia son homologables a lo que los prestamistas consideran ingresos regulares. Ingresos que llegan todos los meses y cuya cuantía es suficiente para efectuar la devolución en los plazos convenidos del dinero prestado y de sus honorarios e intereses.

¿Qué ha sucedido para que los bancos pidieran todos estos requisitos?

Vale la pena detenerse ahora en el particular contexto que, por reacción a la demanda estricta de los anteriores requisitos, ha posibilitado que los créditos online terminen por ganar una mayor cuota de mercado, la cual sigue siendo creciente. ¿A qué se ha debido que estas medidas hayan comenzado a tener consecuencias, debido a los cambios en las preferencias de los potenciales interesados, en el mercado de los créditos y préstamos? Sigue leyendo.

Tenemos que remitirnos a una reestructuración del sector bancario provocada por la crisis en la que han entrado algunas de sus formas de operar. Acuérdate de que, entre estos inconvenientes, hemos de destacar la detección de numerosos impagos de cuotas de los préstamos y créditos firmados con los bancos. Esta circunstancia ha generado cuantiosas pérdidas a estas entidades.

Estas y otras malas prácticas han estado contribuyendo a una mala situación económica de los bancos, lo que explica su rescate por parte de las instituciones públicas, rescate a cambio de una serie de contrapartidas. Entre ellas sobresalen las relativas a endurecer los criterios de acceso a la financiación.

Estos criterios de evaluación de los productos financieros por parte de los departamentos de riesgos de los bancos ahora mismo dependen del cumplimiento inequívoco de unas medidas de garantía impuestas de forma general y regular en todas las sucursales. No deben hacerse excepciones, lo que elimina la flexibilidad y la discrecionalidad con las que pueden actuar en cada caso concreto en las oficinas bancarias y acaba con la confianza interpersonal a la que hemos estado acostumbrados en las relaciones entre bancos y clientes.

A día de hoy, los poderes públicos hacen un seguimiento intensivo del cumplimiento de las medidas de control citadas. Se da en este contexto una mezcla de circunstancias que propicia un desembarco de la clientela bancaria en las entidades de crédito alternativas. Por una parte, la búsqueda de financiación se va a producir en unos proveedores que la ponen más fácil. Por otro lado, se constata una mejora objetiva paralela de las condiciones de presentación de los productos financieros por parte de la banca por Internet.

¿Cómo puedes acceder a la financiación mediante los créditos online?

El primer trámite que has de poner en marcha es tan simple como entrar en la web desde la que pedirás el crédito. Registra un nombre de usuario vinculado a una contraseña y explora las características y condiciones de los productos financieros que te interesen. Te facilitará mucho las cosas entrar en el simulador de créditos de la página, donde podrás realizar combinaciones entre la suma de dinero que deseas conseguir y el plazo de tiempo en el que vas a disponerte a devolverlo mediante las cómodas cuotas en las que se fracciona el pago.

Llevar a cabo estas asociaciones entre dinero y plazos de devolución configurará, a su vez, los montantes de los intereses y honorarios. De esta manera, podrás saber ya el precio total de tu crédito, lo que te servirá para hacer tus cálculos y organizarte para abonar el dinero que tienes que devolver.

Pero, aparte de elegir el crédito que más te convenga, es preciso que el sistema digital de concesión de estos apruebe el que hayas escogido. En este sentido, será fundamental que introduzcas en la página web unos datos personales y bancarios mínimos.

Por lo que respecta a la información personal, tienes que dar los datos que permitan tu identificación, que son básicamente los que se adjuntan en el DNI. Además, demostrarás que tienes entre 18 y 65 años, la horquilla de edad dentro de la cual puedes ser candidato a uno de estos créditos. Pero también te va a ayudar proporcionar tu número de teléfono móvil, puesto que a través de él se te informará cumplidamente de la evolución del proceso de concesión del crédito que hayas solicitado. Estas notificaciones te darán seguridad acerca del proceso relativo a la consecución de tu dinero y a su posterior devolución.

Por otro lado, hay una serie de datos bancarios que resultan imprescindibles para determinar si acreditas la capacidad de devolver el crédito que te interesa. Se trata de los documentos mediante los que demostrarás que recibes unas cantidades de ingresos suficientes de un modo regular. El sistema de aceptación de los créditos que incorpora el site dispone de un potente algoritmo que permite interpretar los datos económicos aportados por el candidato y, en función de si muestran suficiencia para devolver el dinero prestado, deniegan o aprueban la solicitud.

Otra información que has de dar es la referente a la cuenta corriente a la que quieres que llegue el dinero. En este aspecto, si se encuentra respaldada por una entidad que tiene una relación estrecha con la que envía los fondos, estos estarán disponibles en el número de cuenta que hayas hecho constar en cuestión de minutos. Si no existe esta relación que te hemos comentado, el dinero tardará unas horas en estar accesible por tu parte.

¿Cuándo son los mejores momentos para usar estos créditos?

Por otro lado, queremos aconsejarte que emplees estos productos financieros cuando tengas necesidades puntuales de dinero, pero no como unos recursos comunes mediante los que hagas frente de una forma habitual a los gastos corrientes. Si tomas esta costumbre, podrías entrar en una peligrosa espiral de sobreendeudamiento, puesto que a los créditos a devolver tendrías que sumar los pagos de sus intereses correspondientes.

Por consiguiente, reserva estos créditos rápidos para cuando te agobie algún pago o quieras ahorrar dinero a medio plazo mediante el aprovechamiento de algún tipo de promoción. En las siguientes líneas te damos algunos ejemplos, que facilitan el entendimiento de nuestra indicación, relativos a cuándo vale la pena que apuestes por esta clase de créditos:

  • Te han puesto una multa de tráfico, pero si la abonas antes de determinada fecha vas a poder beneficiarte de una reducción de su cuantía por pronto pago y también vas a ahorrarte los intereses de demora.
  • Has visto un producto en una tienda que quieres regalar a tu pareja con motivo de un aniversario de vuestra relación. Se trata de un artículo que tenía un precio prohibitivo, el cual ha sido rebajado durante un periodo de tiempo concreto, con una fecha límite que aún no ha llegado.
  • Necesitas realizar unas obras y comprar unas máquinas para poder abrir tu empresa. Requieres estas inversiones, respectivamente, para que te den la licencia de actividad y para empezar a fabricar. Así que, hasta que no puedas comenzar a funcionar como una empresa activa y productiva, no vas a sumar ingresos. Podemos concluir que, mientras esperas a poner en marcha tu empresa, es como si estuvieras perdiendo el dinero que no estás empezando a ganar.

Como entidad intermediaria entre prestamistas y prestatarios, en Bonsai Finance estamos por la labor de que cuentes con la máxima información acerca del mercado del crédito.

En definitiva, los creditos online, si los utilizas para pagos eventuales, pueden ahorrarte dinero y problemas.

Dirígete a nuestro blog sobre finanzas personales para obtener más información.
Aquí hay algunos artículos relacionados que te podrían interesar: