Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Los Prestamos Rapidos Y Faciles
25 Nov 2019

Un Repaso A Las Características De Los Prestamos Rapidos Y Faciles

Los prestamos rapidos y faciles nos remiten a una de las diferentes denominaciones con las que se conoce a unos productos financieros caracterizados tanto por su urgencia como por su sencillez. Por eso, no te debería extrañar si compruebas la existencia de productos de la banca online similares, pero encuadrados bajo denominaciones como la de préstamos inmediatos o préstamos con ASNEF.

A grandes rasgos, se trata de los mismos productos financieros. Lo que sucede es que quienes deciden cómo publicitarlos ponen un mayor ahínco en resaltar algunas de sus características concretos. En estos casos, priman la rapidez y las facilidades.

Y la conclusión a la que llegamos es que estos préstamos son rápidos porque son fáciles. A continuación, te explicamos a qué se debe esta lógica asociación de ideas.

Los prestamos rapidos y faciles se gestionan por la Red

Efectivamente, el uso común de Internet por parte de la banca alternativa y en las casas de sus potenciales clientes ha abierto un amplio abanico de posibilidades de mercado a los productos financieros.

Con anterioridad a que Internet se convirtiera en una herramienta de comunicación habitual en la mayoría de los hogares de nuestro país, quien quería un préstamo tenía que acudir a la sede física de un banco. Aunque su necesidad fuera muy acentuada y la urgencia con la que requería el producto le apremiase.

Sin embargo, hoy en día cualquier entidad de crédito puede hacer llegar sus ofertas de productos a un target prácticamente ilimitado mediante la red de redes. El presupuesto que ha de gastar en publicidad ya no es tan alto como el que tenía que invertir en la época en la que solo se podían hacer campañas offline.

Actualmente una empresa de crédito alternativa puede complementar la publicidad online y offline. Pero emplear corrientemente Internet no solo le permite llegar a más gente. También posibilita que ahorre dinero en materia de oficinas y personal. La asistencia por Internet, sin menoscabo de la calidad del servicio, supone un indudable ahorro de costes.

Este ahorro en los gastos de ofrecer el producto favorece que sea posible presentar a los prestatarios un préstamo con unas condiciones más ventajosas para ellos. Y, si estas condiciones son provechosas para la clientela, la entidad alternativa de crédito conseguirá un mayor volumen de negocio.

Por consiguiente, estos préstamos rápidos y fáciles resultan muy distintos a los que en su día se anunciaban en televisión, antes de la era de Internet. Aquellos no solo se caracterizaban por su rapidez, sino también por sus elevados intereses. Se trataba de unos productos destinados al mercado secundario y a los que se recomendaba recurrir únicamente en situaciones de auténtico apuro.

La importancia de aprovechar unos trámites ágiles

Posteriormente volveremos sobre las ventajas de gestionar estos préstamos online, pero es preciso señalar que no solo operar por Internet facilita la tramitación de estos productos financieros.

Otro factor que favorece su agilidad es el de minimizar las solicitudes de documentación que hacen falta para que se aprueben tus propuestas de préstamos. Esta es una de las diferencias principales que te ofrece la banca por Internet respecto a la convencional.

Ten en cuenta que en las oficinas de la banca de toda la vida te van a solicitar una documentación que tiene que ver con el cumplimiento de unos requisitos. Se trata de unas exigencias asociadas a las medidas de choque que tuvieron que afrontar los bancos tras la crisis económica que atravesó nuestro país en 2008.

En este sentido, como contraprestación por la ayuda pública recibida en concepto de rescate bancario, los bancos convencionales llevan pidiendo hasta el día de hoy una serie de garantías que traten de evitar los impagos de las cuotas de devolución. A grandes rasgos, unas garantías que confirmen que el prestatario se encuentra en condiciones de devolver el préstamo acordado.

La distinción entre los préstamos de estos bancos y los que te ofrece la banca online estriba, más incluso que en las tramitaciones por Internet, es que en la segunda no te van a solicitar los requisitos que te vamos a presentar en el siguiente apartado. De ahí que llamemos a sus productos préstamos rápidos y fáciles.

No tendrás que preocuparte de estas exigencias

Apunta estos requisitos, pero acuérdate de que, precisamente, no vas a tener que acreditarlos cuando solicites un préstamo rápido y fácil. Las garantías que no vas a tener que demostrar son estas:

  • Un aval: se trata de un dinero o una propiedad convertible en dinero que sirva para, en el caso de no devolver el coste del préstamo, cobrar la deuda que se ha contraído con el prestamista.
  • Una nómina: es el formato en el que suele cobrar su sueldo la mayoría de los asalariados de nuestro país cada mes.
  • Ausencia en los censos de morosos. Nos referimos básicamente a los que recopilan organizaciones como ASNEF y RAI, que comparten informaciones de deudas para protegerse mutuamente de perfiles potencialmente impagadores.

Si incumples alguno de estos requisitos (no presentar las dos primeras garantías o aparecer en los citados ficheros), los responsables de los departamentos de riesgos de los bancos denegarán la concesión del préstamo de su catálogo que te interese.

Surge entonces, como una alternativa idónea en estas tesituras, la posibilidad de buscar en la banca por Internet esa financiación rechazada.

¿Qué necesitas para que te den un préstamo en la banca online?

Está claro que cumplir con exigencias como las que te hemos descrito en el anterior apartado siempre ayuda a la hora de conseguir financiación. Pero también es posible que no puedas garantizar alguna de ellas, lo que te dejaría fuera del acceso a la financiación en los bancos tradicionales.

Por lo tanto, es normal que te fijes en la banca alternativa por Internet, que no exige los anteriores requisitos. Sabemos que hay perfiles de candidatos a la financiación que podrían llegar a reunir las exigencias solicitadas, pero es posible que no lo hicieran dentro del plazo de tiempo oportuno. Necesitan el dinero sin más dilación.

Que lo vayan a encontrar en la banca online no significa que no vayan a tener que acreditar ningún requisito para que se lo presten. Simplemente, bastará con aportar uno. Nos referimos a la constatación de unos ingresos regulares. No es obligatorio que estos se cobren en forma de nómina. De hecho, la mayoría de los trabajadores por cuenta propia de nuestro país no recibe sus ingresos en nóminas. Y, además, esta circunstancia no conlleva que estos tengan que ser menores que los de una nómina.

¿En qué situaciones puedes solicitar un préstamo rápido y fácil?

Como empresa que intermedia entre los que prestan el dinero y los que lo piden prestado, consideramos que es interesante que valores las condiciones que te estamos desgranando. De este modo, serás capaz de valorar en su justa medida qué productos financieros te compensan.

Por otro lado, queremos informarte de los contextos en los que vale la pena optar por este tipo de financiación. Son los opuestos a los relativos a pagar los gastos corrientes, aunque también puedes echar mano de estos préstamos para abonar esos gastos comunes que tienes todos los meses, como el agua y la luz. No obstante, recurrir de manera habitual a los préstamos rápidos y fáciles para pagar la matrícula del colegio o los suministros citados te llevaría al sobreendeudamiento. Solo se justificaría cuando un desembolso ocasional descuadrara tu presupuesto.

Así que toma nota de los casos en los que más te convendrían estos préstamos:

  • Quieres poner en marcha una empresa y empezar a ingresar ganancias mediante su actividad, pero necesitas comprar una máquina indispensable para ejercerla.
  • Has visto en oferta la joya que quieres regalar a tu pareja en el próximo aniversario de vuestra relación. Te falta dinero para pagarla y la sustancial oferta acaba durante la semana en vigor.
  • Te han puesto una multa cuyas condiciones incluyen una rebaja por pronto pago. Aparte, cuanto antes la abones, antes dejarás de acumular intereses de demora.

¿Cómo tienes que pedir uno de estos préstamos?

Por último, te vamos a explicar qué pasos has de dar para hacer realidad el préstamo rápido y fácil que deseas.

Lo primero que tienes que hacer es registrar un nombre de usuario, con su consiguiente contraseña, en la página web. Dirígete al simulador de préstamos, en el que vas a poder combinar el dinero que quieres percibir y el plazo de tiempo en el que adquieres el compromiso de devolverlo. Cruzar estos dos factores generará automáticamente los intereses a pagar por el producto financiero.

Si los datos bancarios y personales (los del DNI, que han de demostrar que tienes entre 18 y 65 años) introducidos son correctos, recibirás tu dinero en minutos u horas. Dependerá de si la entidad en la que tienes la cuenta corriente que has hecho constar trabaja con la de la banca online. Como habrás facilitado un número de teléfono móvil, te llegarán notificaciones a él sobre el estado del préstamo solicitado.

En definitiva, los prestamos rapidos y faciles son unos productos de la banca por Internet que te van a venir muy bien para solventar determinadas necesidades económicas puntuales.