Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Prestamos Rapidos Sin Papeleos
7 Oct 2018

Un Repaso A Los Prestamos Rapidos Sin Papeleos

Los prestamos rapidos sin papeleos son unos productos financieros que cada vez son conocidos por más gente. Personas interesadas en sus condiciones y que acaban convirtiéndose en usuarios ocasionales de ellos.

A continuación, te vamos a describir las características de los préstamos rápidos sin papeleos. Toma nota, ya que lo que vamos a contarte te interesa.

Para los que desean facilidades en su búsqueda de financiación

Desde que el recurso al crédito se regularizó mediante la consolidación de las figuras de los préstamos y las instituciones de los bancos, han sido numerosos los clientes de estos servicios que han preferido las gestiones más rápidas y sencillas a las convencionales. Ten en cuenta que estas últimas suelen contar con un número de trámites superior, lo que no solo implica una mayor complejidad y exigencia, sino también tener que invertir más tiempo.

Históricamente, los préstamos con una tramitación más ligera solían ser gestionados por particulares, mientras que los bancos se ocupaban de procesos de gestión más complejos. Lógicamente, las mayores garantías que exigía esta forma de operar también ralentizaban la concesión de los préstamos.

A modo de ejemplo

Ya sabes, por otro lado, que en numerosas ocasiones necesitamos la financiación oportuna con urgencia. Si pasa el tiempo, no nos servirá de mucho. Nos referimos a supuestos en los que tenemos que hacer frente a un pago que, en caso de demorar, nos supondrá más gastos o la carencia de unos ingresos necesarios. Toma nota, por ejemplo, de los siguientes supuestos:

  • Pagar una multa asociada a unos intereses de demora concretos o por la que se establece una rebaja por pronto pago.
  • Comprar un regalo para el cumpleaños de un amigo cuyo precio estará rebajado durante la semana previa a esta celebración.
  • Abonar lo que cuesta la realización de una obra imprescindible para que una tienda pueda obtener la licencia que le permita abrir.
  • Comprar unas máquinas que posibilitarán a un establecimiento comercial dar un salto en su capacidad de conseguir ingresos.

Como has podido comprobar, todos estos casos implican la necesidad de acceder a una financiación rápida. Una urgencia en la que los papeleos y plazos se convierten en obstáculos. En todos estos supuestos, puedes interpretar que no hacerte con esos fondos que requieres y buscas en la financiación externa te hace perder dinero. En el del interés de demora, por una parte, tienes pérdidas de forma constante. Por otro lado, en los restantes, podemos considerar que si no inviertes el dinero que vas a pedir a tiempo, tendrás que pagar más por algún bien o servicio o dejarás de ganar unas cantidades mayores por tus actividades.

Un poco de contexto

Y, para la gente que necesita el dinero con urgencia (en especial, los autónomos), la última crisis económica que hemos padecido en nuestro país, la que comenzó en 2008, ha supuesto un problema que nos ha hecho reflexionar acerca de las fuentes de su acceso a la financiación.

Sin duda, las consecuencias de este episodio se han hecho notar en una nueva vuelta de tuerca a las condiciones que ralentizan la concesión de los préstamos bancarios. Aunque te haya afectado, la pega principal que ha motivado estos cambios no se refería a la rapidez de las concesiones, sino que tenía que ver con las exigencias que se solicitaban. Lo cual, lógicamente, acababa por influir en el tiempo invertido para lograr la financiación.

Y es que, como los bancos también tuvieron responsabilidad en esta crisis estructural, fueron rescatados por las instituciones públicas. Los sometieron, a partir de entonces, a un mayor control. Entre los reproches que les realizaron, remarcamos la concesión de préstamos sin las suficientes garantías de devolución. Los impagos de las cuotas de los préstamos aprobados provocaban importantes trastornos en las cuentas de las entidades bancarias.

A los departamentos de riesgos de los bancos, por lo tanto, no les quedó más remedio que tomar buena nota de las advertencias relativas a evitar los préstamos impagados. En este sentido, no tuvieron otra opción que endurecer las condiciones de acceso a la financiación. A grandes rasgos, comenzaron a pedir de una manera generalizada la acreditación de avales y nóminas. Y, además, empezaron a consultar los registros de morosos que gestionaban entidades como ASNEF y RAI.

Estos requisitos no solo complicaron la consecución de préstamos, sino que para quienes podían cumplirlos, conllevaban un retraso en el acceso a la financiación. Y ya habrás constatado, mediante los ejemplos que te pusimos, que ciertas demoras a la hora de lograr el dinero deseado pueden significar que el recurso a la financiación no sirva de nada. Nos referimos, en este contexto, a que no habrá valido para los fines deseados.

Así que, una vez planteada esta problemática, resulta normal que quienes requieren ese dinero urgente hayan reorientado su búsqueda de financiación hacia las entidades alternativas de crédito. Estas, sin que ello signifique que no tienen en cuenta las garantías de devolución, establecen unas condiciones de acceso a los préstamos más “blandas”. Nosotros, como intermediarios, las conocemos y estamos en disposición de explicártelas. Sigue leyendo.

El procedimiento de concesión de los prestamos rapidos y sin papeleos

Con los productos financieros que te estamos presentando no se van a dar esos problemas relativos a las complicaciones y los plazos para reunir las condiciones de acceso a la financiación. En primer lugar, debido a que los requisitos estipulados para la aprobación de los préstamos rápidos son menos estrictos que en los bancos. No vas a tener que acreditar una nómina ni un aval. Tampoco se repasarán, por si estás incluido en ellos, los censos de las organizaciones RAI y ASNEF.

Simplemente, te exigirán que acredites la existencia de unos ingresos regulares. Estos no tienen por qué ser los de una nómina, aunque también puedes aportarla. Es bien sabido que las nóminas son excepcionales en el ámbito de los autónomos. Sus ingresos, cuyos ingresos pueden superar los propios de las nóminas, se cobran en otros conceptos.

Los pasos a dar

En este sentido, la acreditación de los ingresos regulares resulta relativamente sencilla. Y lo bueno, a nivel de trámites, es que vas a poder hacerlo online. Esta circunstancia te facilitará la realización de las gestiones. Es el salto de calidad, en este aspecto, de los préstamos de los últimos tiempos. Si ya tenías que hacer pocos trámites, por ejemplo, a finales de los noventa, trabajar por Internet ha aligerado el trabajo que realizan todas las partes.

Toma nota, por otro lado, de lo fácil que te van a poner las cosas. Solo vas a tener que entrar en la plataforma de la entidad de crédito que gestiona los préstamos y registrarte una cuenta personal. Esta sencilla acción te va a permitir realizar diversas gestiones en la web de la empresa identificado como un usuario concreto. Tu nombre de usuario y contraseña te facilitarán cualquier trámite en la plataforma sin que puedas ser confundido con otros clientes.

En cuanto hayas entrado con tu cuenta a la plataforma, una de las consultas que podrás realizar es la de elegir un tipo de préstamo. Nos referimos a que podrás hacer uso del simulador de la web, que te posibilita elegir una determinada cantidad. Por lo general, sumas de dinero que no son desorbitadas, lo que favorece una fácil devolución. Además, escogerás también el plazo de tiempo en el que te comprometes a devolver el dinero. De este modo, de paso, se generan los honorarios que habrá que añadir al pago de las cuotas de devolución del préstamo

Por otra parte, para que este préstamo sea aprobado, vas a tener que introducir unos datos personales y bancarios que en ningún caso te van a parecer invasivos de tu privacidad ni excesivos. Se trata de los mínimos que has de aportar para lograr la aprobación del préstamo. Los datos personales son muy simples. Solo tendrás que dar tu nombre completo y demostrar mediante tu DNI que tienes entre 18 y 65 años. Asimismo, hará falta un número de teléfono móvil en el que puedas recibir la información acerca del proceso de aprobación del préstamo en cuestión.

Recibirás una respuesta con la mayor rapidez. Una vez se haya aprobado el préstamo, no tardará ni veinticuatro horas en estar disponible en tu cuenta corriente. Dicha cuenta y el origen de los ingresos regulares que han de servir de colchón para la devolución del préstamo son, por otra parte, los datos bancarios de los que debes dejar constancia.

Y el hecho de llevar a cabo todos los trámites por Internet, te ahorrará toda la gestión de la documentación relativa a los datos antes citados. Solo la tendrás que aportar en formato digital. De esta forma, no vas a perder tiempo ni dinero en realizar y entregar fotocopias de los mismos. Por lo tanto, no vas a depender de los horarios limitados de ninguna sucursal bancaria. Te ocuparás de los trámites cuando a ti te venga bien y desde la comodidad de tu propia casa.

En definitiva, los prestamos rapidos sin papeleos son la alternativa de financiación idónea para quienes necesitan dinero para pagos urgentes.